Lo divino de ser mamá


Deja un comentario

No quiero educar a mi hijo para que sea un “Messi”

Y no lo digo por Messi, a quien admiro por su carrera, sino porque no quiero educar a mi hijo inculcándole ser el súper, “re-contramejor”, de alguna cosa, no quiero educarlo para que crea que tiene que salvar el mundo él solo, no quiero educarlo para que sienta que si no cumple con la expectativa de otros entonces no sirve. 

Todos los días, la vida nos demuestra que eso de “crear modelos idílicos”, es la pérdida de tiempo más grande del mundo, pero nosotros, seguimos  insistiendo y si entonces antes era Falcao,  y el pobre se lesionó; ahí quedó James…. de verdad que no tenemos límite… parecemos borregos, como locos buscando algo que nos muestre esa figura de éxito que no existe en nuestras propias vidas. Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Adiós a la presión social en la maternidad

A pesar de que todos los días rezo, a pesar de que todos los días me digo frases de aliento; me da mal genio conmigo misma porque me sigue importando lo que dicen los demás y no es que me trasnoche pensando en eso, pero si lo siento cuando estoy fuera de mi casa con Sebas; Sigue leyendo


1 comentario

Hacemos Colecho y qué?

El término “colecho” llegó a mi antes de tener a Sebas, cuando por casualidad leí un artículo que hablaba del tema. Con todas las hormonas alborotadas, aquel artículo que hablaba de la necesidad de los bebés de sentir la piel y el calorcito de su mamá, me llegó al corazón. Sigue leyendo