Lo divino de ser mamá

No quiero educar a mi hijo para que sea un “Messi”

Deja un comentario

Y no lo digo por Messi, a quien admiro por su carrera, sino porque no quiero educar a mi hijo inculcándole ser el súper, “re-contramejor”, de alguna cosa, no quiero educarlo para que crea que tiene que salvar el mundo él solo, no quiero educarlo para que sienta que si no cumple con la expectativa de otros entonces no sirve. 

Todos los días, la vida nos demuestra que eso de “crear modelos idílicos”, es la pérdida de tiempo más grande del mundo, pero nosotros, seguimos  insistiendo y si entonces antes era Falcao,  y el pobre se lesionó; ahí quedó James…. de verdad que no tenemos límite… parecemos borregos, como locos buscando algo que nos muestre esa figura de éxito que no existe en nuestras propias vidas.

Mi esposo dice que yo soy muy boba porque cuando metemos gol, me da pesar del contrincante;  pero es que siempre pienso que todos los que están en una cancha están dando su mejor esfuerzo, todos tienen familiares, amigos e hinchas haciéndoles fuerza, es la misma situación en ambos bandos. Y es que la competencia es algo como anti-natura,  pues en nuestra esencia humana, en el fondo de nuestros corazones, lo que queremos es que a todos nos vaya bien, que nadie esté triste, y que todos podamos disfrutar.

Esto lo veo mucho, sobre todo, cuando salgo con Sebas al parque, veo a los niños, felices jugando, no se dan cuenta si son más grandes o pequeños que los otros y si por ejemplo Sebas se encuentra con un bebé que no habla todavía, él comienza a hacer  sus mismos sonidos para comunicarse con él y lo hace con total naturalidad, mientras los dos se acomodan a sus diferencias para poder jugar;  a pesar de esta hermosa escena, en ella no ha de faltar alguna mamá que compare a su hijo con otro, porque  camina más o habla más, y para cerrar con broche oro, hablando de ellos, como si no estuvieran ahí; pero si que están escuchando, y lo peor, están grabando esas palabras en su cabeza y su corazón.

Adicional a esto, muchas veces le estamos diciendo a los niños que si quieren ser grandes tienen que hacer esto o aquello como el amiguito, cómo si  sus actitudes y forma de ser hoy, no fueran suficientes; siempre creándoles esa necesidad de compararse para crecer, en vez de animarlos a  mejorar, retándolos frente a sus propios logros, dentro de sus propias habilidades.

Nos llenamos el facebook, de post´s  que dicen que un “error no importa”, pero en la vida real, seguimos con esa esperanza de que las cosas ocurran, sin “errores”, y muchas veces, hacemos de todo para que nuestros hijos vivan imperturbables en una burbuja de cristal. Yo por lo menos, en lo propio de cada  edad he tratado de dejarlo, para que por ejemplo, hiciera los esfuerzos necesarios para voltearse, gatear o pararse o que se cayera aprendiendo a caminar, pero cuando está en un juego de encajar las piezas, no se imaginan la impaciencia que me da, es como un impulso de tratar de que le cuadre la pieza y me cuesta demasiado dejarlo que se equivoque, como si siempre tuviera que poder poner la pieza; y la verdad es que seguramente es más provechoso para él, si le queda el juego inconcluso y después cuando se le pase la frustración vuelve al reto.

Quiero educar a mi hijo con buenos valores, quiero enseñarle a que haga las cosas con dedicación y sin temor al error, pues es ese temor, el que nos congela muchas veces para ir más allá y lograr lo que queremos; quiero inculcar en mi hijo la cooperación, más que la competencia, pues no quiero que herede ese paradigma de que si a él le va bien a otros no, o que solo pocos logran sus objetivos o sus metas. Una nueva sociedad se construye sobre nuevas creencias, hoy me comprometo a seguir cambiándolas en mí, pues el ejemplo es el mejor maestro.

Anuncios

Autor: mamasdiva

Soy una mamá, amateur de yoga, amante de la moda y estoy en búsqueda de oportunidades de emprendimiento. Esta mezcla hace que mi vida sea emocionante y llena de sorpresas y aprendizajes que quiero compartir en este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s