Lo divino de ser mamá


Deja un comentario

Más autonomía para nuestros hijos, sacándole provecho al “Yo solo”

Desde que Sebas nació siempre me ha sorprendido el grado de independencia de su carácter. Sebas fue un bebé activo, que quería comerse el mundo con sus ojos, que siempre estaba auto-retándose para lograr moverse. Recuerdo cómo miraba a los niños correr en el parque y desde que pudo sentarse, buscó rápidamente podérse pegar de cuanta silla, pared o mueble encontraba. Para Sebas la gateada fue un breve peaje que pagó para lograr explorar y recorrer con toda la rapidez que le daban sus piernas. Y cuando pudo caminar o mejor “correr”, comenzó a ensayar la forma de brincar…. y bueno así comenzó su vida, viendo a niños más grandes hacer cosas que él quería hacer y luego intentar hacerlas con total determinación.

Yo pensaba que esto era algo muy de la personalidad de Sebas, pero esta semana en una conferencia con el pediatra Carlos González, entendí que esto es algo natural en todos los niños. Él les llama las “ventanas de oportunidad”, Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Aplicar disciplina positiva, un reto que vale la pena

 

Me declaro fiel seguidora de la disciplina positiva, la crianza con apego y demás temas relacionados con una educación basada en el amor y con límites, aplicados sin violencia.
Pero debo reconocer que lo más teso para aplicarla, son las miles de creencias que tengo en mi inconsciente pues me crié en la época, donde la disciplina era un gran culto a la obediencia. Por esto a pesar de creerme “una paloma de la paz”, cuando de verdad quiero ser consistente, con un comportamiento como el que exige el aplicar disciplina positiva, a veces, se me sale el indio. Sigue leyendo


Deja un comentario

Amo los 2 años

Sebas lleva apenas una semana con dos años y de verdad me he sorprendido, no tanto por sus pataletas que se incrementaron sustancialmente, ni por su negativa a hacer muchas cosas que le pido; pues ya lo había leído en mil artículos que tenían el título “Los terribles dos años”; sino por mí. Sigue leyendo